Playlist para Niños

A propósito del inicio de labores del Club Infantil Cataplán en la ciudad de Armenia, en El Quindío, hoy quiero recomendar un par de listados de música que he ido organizando para bebés y niños de diferentes edades. Son selecciones que voy alimentando cada tanto, pues por interés personal me gusta investigar, conocer y promover el consumo de música infantil (a ver si logramos alejarlos un poco de los contenidos adultos que no les son necesarios a los niños y que a veces los desnutren).

Sleeping Children, una lista de La Podcastera

La música ha sido mi compañera desde chiquita, en otra entrada les conté de mis juguetes musicales (que siempre fueron mis favoritos), y hoy quiero compartirles sobre los recuerdos musicales que tengo de cuando era niña y de por qué me gusta tanto la música infantil. Bueno, no toda, la verdad, pero…

Sin duda, aparte de la melodiosa voz de mi mamá y de mi papá acompañándome a dormir, también la recuerdo en diferentes momentos del día. Mi papá tomaba su guitarra y podía oírlo tocando alguna cosa, con amor y buen humor. No hay nada que me traiga mejor vibra que una guitarra bien tocada. De los clásicos, grandes éxitos de mi niñez están: Estrellita, Los Pollitos Dicen y otras similares. ¿Cuáles fueron las de ustedes?

Una de mis clases favoritas en el colegio, era la de música. ¡Me encantaba! En los primeros años de estudio, tuve como profesora de música a Olguita (en Montessori), quien se deleitaba enseñándonos retahílas. Entre las que recuerdo están las que voy a anotar a continuación, revisa si las conoces:

 Antón pirulero

  • Antón, Antón, Antón pirulero
  • cada cual, cada cual
  • atienda a su juego,
  • y el que el que no,
  • una pena tendrá.

O por ejemplo:

A la rueda, rueda

  • A la rueda, rueda de pan y canela.
  • Tómate tu milo y vete pa’ la escuela.
  • Si no quieres ir, acuéstate a dormir.

Cucú Cantaba La rana

  • CuCú, Cucú cantaba la rana,
  • CuCú, Cucú debajo del agua,
  • CuCú, Cucú pasó un caballero,
  • CuCú, Cucú con capa y sombrero,
  • CuCú, Cucú pasó una criada
  • CuCú, Cucú vendiendo ensalada.

Aserrín, aserrán

  • Aserrín, aserrán,
  • las maderas de San Juan.
  • Las del rey sierran bien.
  • Las de la reina, también.

Marinero

  • Marinero que se fue a la mar y mar y mar,
  • Para ver que podía ver y ver y ver y
  • Lo único que pudo ver y ver y ver,
  • Fue el fondo de la mar y mar y mar.

En los otros colegios no recuerdo mucha música infantil, pero mi tía Olga me regaló un cassette de Promúsica de Rosario que lo puse infinitas veces. En los colegios cantaban una canción de las vocales, la de la serpiente de tierra caliente que cuando se ríe se le ven los dientes… pero esas no me gustaban tanto como las de Promúsica de Rosario, la verdad.

Más adelante inició la serie de Pequeños Gigantes que también tenía música y después Imagínate. Esto me marcó profundamente, fui a un concierto de ellos en Medellín y mis papás me compraron el disco, el cual puse hasta hartar a los vecinos. Soñando Canciones… Allí estaban Don Tomate, Tengo un Amigo Marciano, Don Conferencio Tintero, una de un violín con traje azul que cuando pasaba todas las flautas y violas y chelos se inclinaban al verlos pasaaar…

La música infantil se clava en la memoria. Y de eso me di cuenta cuando años más tarde, empecé a trabajar en Mundo Montessori y luego en el Colegio Ekirayá Montessori en Bogotá y bajo la dirección de la maestra Adelaida Sorzano, aprendí un repertorio generoso de música infantil en inglés y en español para apoyar las clases de música y las de inglés en mi caso. Adelaida me invitó, y también a las profes de música y a mamás del colegio que cantaban, a grabar un cd de villancicos que grabamos en Banda Sonora, que era entonces el estudio de Ricardo Prado Caicedo, esposo de María del Sol Peralta, quien escribe libros para la familia, libros que vende junto con un cd y que más adelante lleva al escenario.

María del Sol Peralta y Ricardo Prado me hicieron parte de Cantaclaro. Lo primero que montamos fue Sana que Sana, un trabajo hermoso con música para la familia. Con ellos viajé a San Andrés y a Barranquilla a cantar la música de Sana que Sana, y fue una experiencia muy bonita, especialmente la de San Andrés. Los niños estaban felices, y era emocionante ver a los papás cantar con sus hijos.

Luego montamos Con… Cierto Animal y después Tomatina Curatodo. Pasamos varias temporadas en el Teatro Nacional de La Castellana en Bogotá y en muchos escenarios de la ciudad, como el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo, el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, El Teatro Nacional de la Calle 71, El Teatro Roberto Arias Pérez de Colsubsidio, empresas privadas y escenarios públicos. Allí jugamos con niños y familias y éramos testigos y propiciábamos momentos en donde padres he hijos se unían en un momento de alegría y conexión muy conmovedor.

Y finalmente, cuando nació mi hija, traje toda esa herencia musical y la puse a su disposición incluso desde antes de haber nacido.

Por eso la busco. Por eso la tengo entre mis listas de Spotify. Por eso la pongo en el carro incluso cuando estoy sola y ahora que mi hija es más preadolescente que niña. Porque me fluye y me encanta y se la comparto a ustedes y a Cataplán para que disfruten con sus niños.

Más de siete horas de música para niños un poco más animada. Hay música de todo el mundo!!!

Publicado por la_podcastera

Encarretada recogiendo y entregando historias. Mi podcast: https://www.spreaker.com/user/veroloops

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: